La Junta del 17 de Septiembre

La Junta de ayer, día 17 de Septiembre, fue absolutamente bochornosa. Vimos a un presidente callado y empecinado en mantenerse en el sillón a pesar de lo que estaba ocurriendo frente a él...



Creo que los socios que estábamos allí no dábamos crédito de su actitud y menos al final de la reunión, cuando negó la palabra a los socios de muy malas maneras y salió huyendo con los resultados de las urnas -impuestas por el Consejo a pesar de la gran duda expresada por gran número de socios en la sala en cuanto a la legalidad de la utilización de las delegaciones de voto-.



Resultados que él mismo había alimentado a su favor, haciendo uso indebido de las delegaciones de voto que irremediablemente los socios no-activos del Club le envían. ¿Cómo se puede votar a sí mismo en una sitiación como la que aconteció? ¿Cree realmente que los socios que le delegaron su voto, lo hicieron para todos los efectos, incluyendo su uso personal que entra en pleno conflicto de intereses? Es importante ver si se puede impugnar esa votación. No es posible que se salga con la suya cuando seguro que la Ley o los estatutos algo tienen que decir al respecto.



Que bochorno, qué Club de tercera con socios que ni se molestan en asistir o informarse de lo que está ocurriendo... no puedo entender que la gente no defienda sus intereses... ¡hay tanto en juego!



Por favor, movilicemosnos para concienciar a los demás socios de la importancia que tienen los próximos 2 meses y la participación de todos los interesados.


1 comentario:

Simón Alonso dijo...

AHORA QUE ES LO PRIMERO
EL CLUB O LAS PERSONAS

Estamos ante un consejo formado por: unos socios en entredicho por mas de la mitad del club, el cual nos dividen día a día, este consejo esta dirigido por un presidente dictador, prepotente, mentiroso, manipulador y vengativo; El vicepresidente, un dictador presuntuoso, defensor de las decisiones a dedo , que junto a nuestro ilustrísimo apuñalo por la espalda a nuestro antiguo presidente, ofreciéndole la presidencia al sr Lillo a cambio de que este no convocara elecciones, presidio el comité para la reforma de estatutos que cerro sin ningún pudor cuando le dio la gana y fue el presidente del impresentable reglamento para elecciones que nunca nos merecimos los socios y todavía no se porque lo consintió casi toda la oposición , el tercer dirigente es nuestro bochornoso secretario, con mas cara que espalda, deniega a todos los socios cualquier tipo de información, así como las actas a los consejos, amarra y manipula las juntas generales con un marketing telefónico consentido por la oposición, consiguiendo que cada vez acudan menos socios, en la ultima dio la campanada haciendo un pucherazo descarado y cerrando la junta, dejando a los socios presentes así como a la oposición con tres pares de narices, el cuarto en discordia es Pedro Arellano, otro dictador con muy poca vergüenza al continuar de mano derecha del sr Lillo, después de declarar hace dos juntas hubo, un pacto de silencio para mentir, ocultar, manipular tergiversar o no se sabe que a los socios (se le debería caer la cara de vergüenza) “que dirán a esto los madrugas y otros socios que le apoyan de buena fe”.

Estos impresentables personajes son los que están dividiendo el club en malos y buenos, expulsan a los empleados que mas valen (según los mismos compañeros -TODOS-), y NOS ABREN EXPEDIENTES A LOS QUE CONTINUAMENTE LES CENSURAMOS por su desvergonzada manera de actuar.

En estos momentos de decadencia de nuestro club es importante, la unión de toda la oposición, con un programa que satisfaga a la mayoría de los socios, para que podamos dejar de una vez por todas estas luchas partidista, empecemos entre todos a levantar este grandioso club que Cesar de Zulueta y un grupo de amigos, tubo la suerte de darnos a TODOS los que han sido socios, son y serán en el futuro.

Exijamos entre toda la oposición unas reglas de juego libres y democráticas, sino del próximo pucherazo electoral que nos están preparando, seremos todos responsables.

Parece ser ya esta elegida la junta electoral por supuesto a dedo “ de estos polvos vendrán los futuros lodos”.